Salud

Siete antiinflamatorios para reducir el dolor articular

Alternar compresas frías y calientes produce efectos calmantes del dolor

Agencias

Agencias

martes, 31 marzo 2020 | 16:01

Los Ángeles – El dolor articular no es un problema de salud que arriesgue tu vida, pero es bastante incómodo. Afortunadamente para ti, es un problema que puede resolverse fácilmente con antiinflamatorios de la medicina convencional y también por parte de remedios caseros, publicó La Opinión.

1. Masajes

Un artículo de Euroresidentes indica que el masaje terapéutico te ayuda contra el dolor articular porque favorece la circulación de la sangre y calma la inflamación.

El masaje sobre la zona afectada puede realizarse con aceite de oliva, aceite caliente de coco, mostaza o ajo. La sustancia debe aplicarse con suavidad mientras ocurre el masaje.

2. Compresas calientes y frías

Podemos aliviar el dolor articular si alternamos compresas frías y calientes. El calor disminuye el dolor, mejora la circulación y relaja los músculos, mientras que el frío reduce la inflamación y adormece la zona circundante a la articulación afectada.

3. Fenogreco

El fenogreco tiene propiedades antinflamatorias y antioxidantes ideales para el dolor articular, lo que lo hace un remedio casero muy útil.

Puedes remojar semillas de fenogreco por la noche y comerlas enteras el día siguiente, o tomar una cucharada de estas semillas en polvo.

4. Cúrcuma

En la cúrcuma encontramos la curcumina, un componente antiinflamatorio y antioxidante bastante apropiado para el dolor articular. Un estudio científico sugirió que la cúrcuma podía ser tan efectiva como el ibuprofeno, lo que hablaría de su incidencia.

Hay disponibles tabletas de cúrcuma en presentación de 250 gramos que puedes consumir con previa receta.

5. Vinagre de sidra de manzana

Con el vinagre de sidra de manzana se eliminarán las toxinas que se acumulan en las articulaciones y otros sectores del cuerpo, un efecto bastante positivo sobre la salud.

6. Cayena

La capsaicina es un componente natural de la cayena y que tiene propiedades analgésicas naturales que son muy útiles para el dolor articular. Puedes hacer crema de capsaicina y aplicarla diariamente sobre la zona afectada.

7. Sal de Epsom

Un baño con sal de Epsom facilita la absorción de magnesio por la piel, y esto es importante porque el dolor articular a veces se vincula con niveles bajos de magnesio en el organismo.

Puedes elegir el antiinflamatorio que prefieras para resolver el problema del dolor articular y deshacerte del dolor e incomodidad que genera una movilidad reducida. No olvides hablar con un especialista antes de hacerlo.