Salud

Seis alimentos que arruinan los riñones

Se encargan de mantener la sangre limpia y son los encargados de depurar el organismo

Agencias

jueves, 12 marzo 2020 | 14:01

Agencias

Los Ángeles – Los riñones son órganos vitales que forman parte indispensable del aparato urinario y realizan importantes funciones de limpieza, equilibrio químico de la sangre y producción de hormonas. Son una compleja maquinaria de purificación que cumplen con la vital tarea de la eliminación y regulación de líquidos internos. Son los encargados de eliminar a través de la orina todos los productos del metabolismo de los alimentos que pueden ser potencialmente dañinos, publicó La Opinión. 

Los riñones realizan un trabajo muy duro al filtrar y secretar productos de desecho en el torrente sanguíneo, son indispensables para mantener el equilibrio en los líquidos y liberan hormonas responsables de la producción de glóbulos rojos, promueven la salud en los huesos y regulan la presión arterial. 

Uno de los principales errores que cometemos es no darnos cuenta de aquellos hábitos que sobrecargan los riñones e intervienen directamente en un deterioro en su funcionamiento, tal es el caso de factores como la alimentación, el constante consumo de medicamentos y las toxinas ambientales. 

Recuerda que la enfermedad renal, es silenciosa y normalmente no tiene síntomas; una de las medidas esenciales de prevención se enfoca en la alimentación. Seguramente te sorprenderás al conocer la lista de alimentos que provocan un daño severo en los riñones, algunos parecen saludables.

Los alimentos que más dañan los riñones:

1. Frutos secos

Los frutos secos son un alimento muy saludable y se les atribuyen grandiosos efectos medicinales. Sin embargo cuando hablamos de salud renal no están indicadas en la dieta, esto se debe a su alto contenido en unos compuestos que se llaman oxalatos y cuando se encuentran en exceso en el organismo se relacionan con la aparición de cálculos renales. También en muchas ocasiones son alimentos con un alto contenido en sal, lo que se relaciona con un deterioro en el funcionamiento de los riñones principalmente por que este mineral hace que retengan más agua.

2. Bebidas gaseosas

Los refrescos y bebidas azucaradas son uno de los principales enemigos de los riñones, estudios revelan que tan sólo con la ingesta de un refresco al día se aumenta el riesgo de padecer cálculos renales en un 25%, por lo que se consideran una causa importante. Una buena recomendación es optar por la ingesta de líquidos naturales e infusiones herbales, evita el consumo de bebidas comerciales están repletas no sólo de azúcares, de aditivos y conservadores. 

3. Productos lácteos

Los lácteos enteros se destacan por ser alimentos con un alto aporte en grasas saturadas y en muchas ocasiones son enriquecidos con sodio, de tal manera que impiden la correcta depuración de los líquidos y sustancias a través de los riñones. Procura integrar en tu dieta opciones descremadas y únicamente 2 veces a la semana. 

4. Cafeína

Si eres amante del café y sigues infaliblemente el ritual de beber una taza por las mañanas, es un hábito que deberás de detener si tus riñones están fallando. Diversos estudios encabezados por especialistas en medicina y nutrición han comprobado los efectos del excesivo consumo de cafeína a largo plazo, en general se le asocia con empeorar la enfermedad renal crónica y aumenta el riesgo de cálculos renales. A la vez es importante tener en claro que el café ejerce la acción de actuar como un diurético suave que afecta la capacidad que tienen los riñones de absorber agua y la cafeína es una sustancia que estimula el flujo de sangre y se deriva en un aumento en la presión arterial. 

5. Alto consumo de proteínas y embutidos

El excesivo consumo de proteínas de origen animal se asocia con complicaciones en el sistema renal, esto se debe principalmente a su alto contenido en grasas saturadas y en el caso de los embutidos a su considerable aporte en sodio, cuando los riñones se encuentran sobrecargados este mineral tiende a acumularse en el cuerpo y se deriva en alteraciones renales y retención de líquidos. 

6. Azúcares

Un alto contenido de glucosa en la sangre es uno de los principales factores que afecta el funcionamiento de los riñones, en concreto la acción de purificar la sangre. Esto es un gran riesgo de salud ya que causa que los desechos se acumulen, es por ello indispensable evitar el consumo de azúcares, bollería, harinas refinadas, refrescos y jugos comerciales. 

Complementario a estás recomendaciones es importante vigilar algunos aspectos importantes: 

  • Aumenta el consumo de agua natural, es la mejor manera de evitar deterioros en el sistema renal ya que la deshidratación se relaciona con una función renal mala. 
  • Priorizar el consumo de alimentos ricos en magnesio, es un mineral al que se le relaciona con su capacidad de evitar cálculos renales. Integra en tu alimentación frutas y verduras como las espinacas, las frambuesas, los higos y los plátanos.
  • El sodio y los productos procesados ricos en sal, son el gran enemigo de los riñones principalmente por que retienen líquidos y diluyen los electrolitos. Evita la ingesta de comidas rápidas, pan industrializado, embutidos y botadas saladas.
close
search

Ediciones