Salud

Cuando un enfermo estornuda o tose, el virus puede viajar hasta 8 metros y permanecer horas

El patógeno no está en el aire, pero sí se puede propagar a través de él

Agencias

Agencias

miércoles, 08 abril 2020 | 13:50

Nueva York – Desde que inició la pandemia de coronavirus COVID-19 los expertos advirtieron sobre la gran resistencia del virus en ciertas superficies, así como de su alto nivel de contagio. Sin embargo, su recomendación de mantener una distancia promedio de dos metros (seis pies), puede ser bastante conservadora, publicó el Diario NY.

Una investigación publicada en el Journal of The American Medical Association (JAMA) señala que cuando un enfermo de coronavirus estornuda o tose, el virus puede viajar hasta ocho metros (27 pies) y permanecer horas en el ambiente.

Los investigadores encontraron que la tos, los estornudos y las exhalaciones de los enfermos de COVID-19 pueden permanecer en el aire por minutos o incluso horas, pues son expulsados dentro de “una nube de gas turbulento multifásico”, es decir, en una bocanada. “La atmósfera localmente húmeda y cálida dentro de la nube de gas turbulento permite que las gotas contenidas evadan la evaporación durante mucho más tiempo de lo que ocurre con las gotas aisladas. En estas condiciones, la vida útil de una gota podría extenderse considerablemente por un factor de hasta 1000, de una fracción de segundo a minutos“, señala el estudio.

Dependiendo de las condiciones ambientales, como la humedad y la temperatura, “la nube de gas y su carga útil de gotitas patógenas de todos los tamaños pueden viajar de siete a ocho metros (23 a 27 pies)“. En ese trayecto, conforme van cayendo, las gotas pueden contaminar las superficies a su paso o infectar a otras personas, pues los residuos “pueden permanecer suspendidos en el aire durante horas, siguiendo los patrones de flujo de aire impuestos por la ventilación o los sistemas de control climático”.

En vista de que se han encontrado rastros del virus en los sistemas de ventilación y aire acondicionado de las habitaciones de los enfermos, es importante saber que en un lugar poco ventilado donde se encuentre un enfermo, es más fácil que una persona sana se contagie. Una razón más para usar mascarillas en todo momento, incluso si no tienes la enfermedad.