Noticias

Vendedor ambulante de mascarillas y guantes en Brooklyn genera hasta $2 mil diarios

Mientras, desde los hospitales, enfermeros y médicos claman por ayuda ante escasez de suministros

Agencias

jueves, 09 abril 2020 | 14:25

Agencias

Nueva York – No solo en los trenes del Subway de la Ciudad de Nueva York se ven vendedores ambulantes de equipo de protección especial contra coronavirus que escasea en las instituciones de salud; en plena calle, se ven personas que ofrecen los artículos al detalle.

Apenas este lunes, el New York Post reseñó sobre la presencia de un vendedor en la zona de Bushwick, Brooklyn, cerca de una farmacia Raid Aid, en Broadway y la calle Halsey, publicó La Opinión.

Unas 40 personas compraron mascarillas y guantes al hombre en un periodo de media hora, según constató el periódico.

Los tapabocas los vendía a 2 dólares individuales o seis por 10; las de tela lavable costaban 4 cada una. Las mascarillas KN95 — una versión china de las N95 — a 5.99 cada una.

Una de las clientas, identificada como Erika Mills, dijo que compra los materiales en la calle porque “los precios son mejores que en cualquier otro lugar, y es seguro porque es en el exterior”. Agregó que es la segunda vez que acude al vendedor ambulante.

El comerciante que solo se identificó como “Jay” dijo que había estado trabajando en esa esquina desde el sábado, desde las 2 p.m. hasta horas de la noche.

El entrevistado comentó, además, que trabaja con “diferentes suplidores”; y que, generalmente, gana $600 al día de un total neto de 2 mil dóloares en ventas.

“Es mi decisión mantener los precios bajos. Hay una epidemia, pero al mismo tiempo, yo necesito alimentar a mi familia”, declaró al rotativo.

Aunque para algunos como Anthony Domínguez, lo que hace el vendedor es “un gran servicio a la comunidad”; por otro lado, es una realidad que la venta no es legal y equipo protector como éste escasea hasta en centros de salud poniendo en riesgo a los profesionales que atienden a pacientes con coronavirus.

En Nueva York, hace apenas una semana, personal médico del Mount Sinai West, donde murió un enfermero víctima del COVID-19, clamaron por mascarillas dado que tenía que usar bolsas plásticas de basura para protegerse.

close
search

Ediciones