Nacional

Reforzará EU medidas vs inmigración ilegal por coronavirus

La administración de Donald Trump planea hacer retroceder rápidamente a las personas que ingresan ilegalmente desde México

Agencias

The New York Times

martes, 17 marzo 2020 | 17:51

Washington – La administración de Donald Trump planea hacer retroceder de inmediato a todos los solicitantes de asilo y otros extranjeros que intenten ingresar a los Estados Unidos desde México ilegalmente, argumentando que la nación no puede arriesgarse a permitir que el coronavirus se propague a través de los centros de detención y agentes de la patrulla fronteriza, dijeron cuatro funcionarios de la administración.

Los funcionarios de la administración dijeron que los puertos de entrada permanecerían abiertos a ciudadanos estadounidenses, titulares de tarjetas verdes y extranjeros con la documentación adecuada. Algunos extranjeros serían bloqueados, incluidos los europeos que actualmente están sujetos a restricciones de viaje anteriores impuestas por la administración. Los puntos de entrada también estarán abiertos al tráfico comercial.

Pero bajo la nueva regla, que se anunciará en las próximas 48 horas, los agentes de la patrulla fronteriza devolverían de inmediato a cualquier persona a México, sin ninguna detención y sin el debido proceso, que intente cruzar la frontera suroeste entre los puertos de entrada legales. No serían retenidos por un período de tiempo prolongado en una instalación estadounidense.

Aunque informaron que los detalles podrían cambiar antes del anuncio, los funcionarios de la administración dijeron que la medida era necesaria para evitar lo que temen podría ser un brote de coronavirus en todo el sistema dentro de las instalaciones de detención a lo largo de la frontera. Tal brote podría extenderse rápidamente a través de la población inmigrante y podría infectar a un gran número de agentes de la patrulla fronteriza, dejando debilitadas las defensas fronterizas del suroeste, argumentaron los funcionarios.

Los funcionarios de la administración dicen que muchos de los migrantes que cruzan la frontera ya están enfermos o carecen de suficientes documentos que detallen su historial médico.