Florida

Querían vender un camión por $200, pero había un secreto

Hay 3 personas detenidas por el caso

Agencias

Agencias

martes, 10 marzo 2020 | 14:40

Miami – El trato parecía demasiado bueno para ser verdad: un camión a la venta por 200 dólares. El propietario ya no lo necesitaba. Una mujer de Florida había anunciado el trato la semana pasada al precio increíblemente bajo a un comprador dispuesto a quitárselo de las manos lo antes posible. Pero había un motivo por el que tenía tanta prisa en venderlo: los propietarios habían sido asesinados, según publica The Washington Post.

“Él le estaba diciendo a la gente que la víctima recibió un disparo en la cabeza y que estaba muerta, y que necesitaban deshacerse de su camión”, explicó el sheriff del condado de Polk, Grady Judd, en una conferencia de prensa el sábado, relatando la conversación entre el comprador y el vendedor.

Eso es lo que Amberlyn Nichols, de 19 años, le dijo a un posible comprador que denunció el crimen, según el sheriff. La acusación fue noticia para la Policía, que no sabía que el dueño del camión y su esposa estaban desaparecidos antes de enterarse del trato sospechoso por el vehículo. Los oficiales detuvieron el sábado a tres personas por los asesinatos, incluidos Nichols, su novio y su padrastro.

El viernes, los agentes del alguacil llegaron a la casa del propietario del camión, Raymond Mark Cline, de 33 años, y su esposa, Crystal Ann Cline, de 37 años. Raymond fue visto por última vez el pasado 21 de febrero mientras desguazaba metal. No había habido noticias de ninguno de los dos desde entonces. No estaban en casa cuando los agentes se detuvieron en el camino de tierra, al sur de Haines City, Florida, en el extremo norte de un pantano boscoso. Pero dentro del hogar, la policía encontró a Nichols, quien confesó su papel en un espeluznante doble homicidio, afirmó Judd.

Nichols declaró a los agentes que los Cline le debían mucho dinero a su padrastro, Todd Michael Jackson, unos 30 mil dólares. Aproximadamente dos semanas antes de que apareciera la Policía, Jackson, de 34 años, entró a escondidas en la casa de los Clines mientras dormían, según la confesión que Nichols dio a las autoridades del condado de Polk. Jackson, aparentemente enojado por la deuda impaga, se deslizó silenciosamente a su habitación y disparó a la pareja, alegan las autoridades.

“No solo estaban dormidos en la cama, sino que estoy seguro de que podrían haber estado teniendo sueños maravillosos”, contó Judd, relatando la teoría principal de los investigadores sobre los asesinatos, basada en declaraciones de testigos y la confesión de Nichols. “Todd Jackson es el que disparó a [Raymond] Mark y Crystal mientras estaban profundamente dormidos en su casa”.

Jackson supuestamente llamó a Nichols y su novio de 19 años, Larry L.J. Waters Jr., para ayudar a limpiar la escena del crimen. Waters y Jackson quitaron una unidad de aire acondicionado antes de levantar cada uno de los cuerpos y empujarlos a través de la ventana del dormitorio, señaló Judd. Usando una carretilla de muebles para transportar los cuerpos, los hombres supuestamente llevaron los cadáveres de los Clines al pantano detrás de su casa.

Mientras tanto, Nichols, que generalmente vivía en una tienda de campaña a unas 20 millas (32,1 kilómetros) al oeste en Saddle Creek Park, comenzó a quedarse en la casa de los Clines cada pocas noches. Ahí es donde los agentes la encontraron el viernes. Judd dijo que Nichols admitió haber intentado hallar el camión y acompañó a los agentes al pantano para mostrarles dónde estaban enterrados los cuerpos. Cuando los agentes los encontraron el sábado, los cuerpos se habían descompuesto significativamente, según la Oficina del Sheriff del Condado de Polk.

“Tenga en cuenta lo extraño de esto”, dijo Judd el sábado. “¿Por qué en el mundo uno de los cómplices estaría tratando de vender el camión por 200 dólares y explicarle a la gente que está tratando de venderlo porque las víctimas no lo necesitan porque fueron asesinados? Simplemente es muy loco”.

El sheriff acreditó al comprador de ser rápido informando a la oficina del sheriff. “Algunos de nuestros testigos fueron extraordinariamente serviciales. Fueron más allá, pero eso es lo que hacen las buenas personas en el condado de Polk. Corrigieron errores y nuestros testigos intentaron corregir un error”, apuntó Judd.

Las autoridades detuvieron a Jackson el sábado por la noche. Le acusaron de dos cargos de asesinato en primer grado. Nichols y Waters fueron acusados de cómplices después del hecho y de informar de la muerte. Nichols también enfrenta un cargo por comerciar con bienes robados. Nichols y Waters tuvieron sus primeras apariciones en la corte este domingo, según la oficina del alguacil. La primera aparición de Jackson está programada para el lunes.