Nueva York

Provocó a la Policía para que le dispararan porque tiene coronavirus

Llamó a 911 y enfrentó a los agentes con una pistola y un cuchillo cubierto de salsa de tomate que simulaba sangre

Agencias

Agencias

jueves, 02 abril 2020 | 12:45

Nueva York – Ricardo Cardona resultó con cuatro heridas de bala en El Bronx (NYC), tras provocar a la policía en un supuesto intento suicida pensando que estaba enfermo de COVID-19, publicó el Diario NY.

En el insólito hecho sucedido ayer, Cardona llamó al 911 y luego amenazó a dos agentes de NYPD con una pistola antigua y un cuchillo cubierto de salsa de tomate simulando sangre, haciendo creer que había intentado suicidarse y provocando que le dispararan, dijeron fuentes policiales.

Después del encuentro casi fatal, Cardona fue trasladado de urgencia a un hospital cercano, donde dijo a los socorristas que había dado positivo por el virus el martes y temía que iba a morir debido a sus condiciones de salud preexistentes, según las fuentes.

Aunque él dijo que padece la enfermedad, ello no se ha confirmado.

El hombre de 55 años dedujo que es más vulnerable porque tiene sobrepeso y es diabético. Según el reporte policial, se puso un traje y una corbata antes de llamar al 911 alrededor de las 4 a.m. del miércoles e informar sobre un hombre armado con un cuchillo en el vestíbulo de su edificio en Westchester Square.

Cuando llegaron los oficiales, encontraron a Cardona sosteniendo el cuchillo cubierto con salsa de tomate y un arma de fuego.

Los oficiales le gritaron que soltara las armas, pero Cardona ignoró las órdenes y amenazó con usarlas, dijeron fuentes policiales.

Los dos policías entonces abrieron fuego, disparando nueve balas y alcanzando a Cardona cuatro veces, en la espalda y la cadera, detalló New York Post.

Cardona estaba siendo tratado por sus heridas en el Hospital Jacobi y se encontraba en condición estable anoche. Los policías que abrieron fuego resultaron ilesos.

Los cargos contra Cardona estaban pendientes al miércoles por la noche.

Oficiales y paramédicos que estuvieron en “contacto muy cercano” con Cardona ahora serán evaluados por un posible contagio, aunque los síntomas tardarían en aparecer, destacó el portavoz de la policía de Nueva York.