Texas

Operaban salones de belleza en casa durante la cuarentena

Enfrentan cargos por violar órdenes del plan de emergencia, un delito Clase B que lleva un castigo de hasta 180 días de cárcel y una multa de 2 mil dólares, o ambos

Agencias

Agencias

martes, 21 abril 2020 | 15:00

Laredo – Dos mujeres han sido acusadas de haber violado el plan de emergencia implementado para tratar de contener la propagación del COVID-19 en Laredo, según las autoridades, las mujeres estaban ofreciendo sus servicios de cosmetología y belleza en sus respectivas residencias, publicó La Opinión.

Las mujeres fueron arrestadas por las violaciones el miércoles.

La Policía de Laredo informó que antes de los arrestos se realizó una investigación de los caos luego de que se recibieron quejas anónimas.

“Las acusadas independientemente solicitaban clientes vía las redes sociales. En ambos casos, un policía encubierto estableció contacto con cada una de las mujeres para programar citas de los servicios que actualmente están prohibidos bajo la orden de emergencia”, dijo la Policía de Laredo.

En un caso, Ana Isabel Castro- García, 31 años, fue arrestada en su residencia ubicada en la cuadra 1200 de la calle Harding luego de que aceptó reunirse con el policía encubierto para realizar un servicio.

Te puede interesar: Tras perder su trabajo por COVID-19 una artista de Houston dibujó a Bad Bunny y el cantante le ofreció $5,000 dólares por la obra

“Castro-García admitió que estaba operando un salón de uñas en su residencia y de haber promovido el negocio en las redes sociales”, explicó la Policía.

En el segundo caso, Brenda Stephanie Mata, 20 años, fue arrestada en la cuadra 1100 de la calle Hubner. Mata presuntamente aceptó realizar un procedimiento de pestañas a un policía encubierto en el interior de su propia residencia.

Castro y Mata enfrentan cargos por haber violado las órdenes del plan de emergencia, un delito Clase B que lleva un castigo de hasta 180 días de cárcel y una multa de 2 mil dólares, o ambos.

“Le recordamos a la comunidad que el plan de emergencia sigue en efecto y debe ser respetado. Oficiales de la Policía de Laredo seguirán buscando a violadores.