California

Ni los policías de L.A. escapan al coronavirus

La epidemia hace cambiar la manera de responder a los llamados de emergencia

Agencias

Agencias

jueves, 02 abril 2020 | 17:40

Los Ángeles – Ni los agentes de la policía, ni alguaciles ni bomberos se le han escapado a la pandemia del coronavirus que también ha impactado sus filas en la ciudad y el condado de Los Ángeles, lo que ha obligado a estas fuerzas de seguridad pública, a reforzar las medidas de prevención para protegerse ellos mismos y a la comunidad, publicó La Opinión.

Hasta el 2 de marzo, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) reportó un total de 34 elementos que salieron positivos al coronavirus, y permanecen aislados en sus casas en proceso de recuperación. Solo uno de ellos se encuentra hospitalizado.

De esos 34 afectados, 28 son agentes de policía; y el resto, son civiles que trabajan para el LAPD.

El comandante del LAPD para el Buró del sur de Los Ángeles, Al Labrada dijo que los policías han sido dotados de un equipo que contiene mascarillas, guantes y lentes de protección que deben usarlos cuando la persona con la que se encuentran en la calle, exhibe algún síntoma de enfermedad respiratoria.

Pero ahí no queda todo.

“Las reuniones de organización cuando hay cambio de turno, se lleva a cabo fuera de cada estación policiaca para guardar la distancia social; y las patrullas deben ser entregadas desinfectadas a los oficiales que entran de turno”, precisó.

Además de que las instalaciones se desinfectan cada dos horas, y se asegura que en los sanitarios haya suficiente jabón para que los oficiales se laven las manos con frecuencia.

Al comenzar su jornada, a cada oficial, se le toma la temperatura con un termómetro láser que consiste en ponerles una luz en la frente, y no permite el contacto físico.

“Si tienen temperatura, se van a su casa; y si se sienten mal, no precisamente con los síntomas del coronavirus, se les pide que no vengan a trabajar”, dijo.

El comandante Labrada hizo ver que los oficiales no quieren faltar a su trabajo porque quieren proteger a la comunidad. “No queremos que el crimen tome ventaja en estos tiempos. Por eso vamos a ver a más policías en las calles”.