Florida

Miami ordena a comercios cerrar a las 11 p.m.

Es un paso directo y prudente para reducir las interacciones cercanas, afirman autoridades

Agencias

Agencias

lunes, 16 marzo 2020 | 11:04

Miami – La ciudad de  Miami ordenó a locales comerciales, incluyendo cafeterías y restaurantes, disminuir a la mitad el número de clientes que atienden habitualmente, como medida de precaución ante el avance del coronavirus en el sur de Florida, publicó el Diario Las Américas.

De esta manera, queda reducido a la mitad la capacidad de atención otorgada a cada establecimiento, según los estatutos del municipio, que es el centro de operaciones comerciales y económicas del condado Miami-Dade.

“Por ejemplo”, indicó el administrador del Gobierno municipal, Arthur Noriega, “si un establecimiento tiene permiso para atender hasta 500 personas en un momento dado, tiene que reducirlo a un máximo de 250, y si no cumplen esta orden de emergencia serán cerrados de inmediato”.

Según datos reportados por la autoridad de Salud en Florida, el sur de la Florida reporta más de 25 casos de contagios, con el condado Broward como foco principal.

La medida de reducir la presencia de clientes en locales comerciales “es un paso directo y prudente para reducir las interacciones cercanas de persona a persona, que se confirma médicamente que están propagando el coronavirus COVID-19 en el sur de Florida", señaló el administrador Noriega.

"Afrontamos juntos esta situación y venceremos si todos los miamenses tomamos la decisión consciente de hacer su parte por el bien común ", destacó.

Además, la autoridad municipal ha ordenado que todos los negocios y establecimientos no esenciales dentro de los l{imites de la ciudad, incluyendo Downtown, Brickell, Coconut Grove, la Pequeña Habana, Wynwood y Midtown, cerrar sus puertas a más tardar a las 11:00 p.m. diariamente, incluso los fines de semana.

Esta orden se aplica a bares, restaurantes, salones de fiestas y otros establecimientos de entretenimiento. Esta orden entra en vigor hoy lunes 16 de marzo, a las 11:00 p.m.

Quedan exceptos de cumplir la orden hospitales, farmacias, supermercados, proveedores de servicios médicos, tiendas de suministros médicos, estaciones de servicio de gasolina, ferreterías, tiendas de conveniencia, oficinas privadas, hoteles y centros de reparación de automóviles.

Entretanto, la disminución de clientes ya se nota en algunos locales comerciales, como el popular restaurante Versailles, en Calle 8, en cuya cafetería se aglomera más de un veintena de comensales usualmente.

“Me sorprende ver menos gente aquí pero si la orden es evitar la aglomeración de gente, pues lo veo muy bien. Hay que evitar el contagio”, comentó Mario, un asiduo cliente de la ventana cafetería del Versailles.

Por otra parte, Luisa, empleada del restaurante, informó que ya e preparan para reducir el número de clientes que habitualmente atienden.

“Esperamos que la gente comprenda. Es por el bien de todos”, resaltó.

En la cafetería Sergio´s, en Coral Way, la situación es similar: afluencia menor de clientes.

“No creo sea exagerado. Las precauciones nunca están de más”, señaló una de las meseras del local comercial.