Noticias

Mano dura contra estafas en productos desinfectantes: autoridades

El alza de precios no será tolerada en esta crisis de emergencia causada por el coronavirus COVID-19, afirman

Agencias

martes, 10 marzo 2020 | 17:36

Agencias

Nueva York – La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció este martes mano dura contra los especuladores que quieren hacer “su agosto” subiendo el precio de los desinfectantes, a propósito del incremento de los casos positivos del nuevo coronavirus COVID-19 en la ciudad y a través del estado.

La fiscal general dispuso a dos comerciantes de la ciudad de Nueva York que desistieran de cobrar a los clientes precios excesivos por desinfectantes para manos y aerosoles desinfectantes, después que investigadores de la Oficina de la Fiscal General (OAG) confirmaron el 7 de marzo que Scheman & Grant Hardware y Ace Hardware, en Midtown Manhattan, estaba cobrando a los clientes $ 79.99 por 1200 miligramos de desinfectante para manos mientras se produjo una escasez de esos productos en el mercado.

“Desde mi punto de vista, no toleraremos esquemas o fraudes diseñados para generar grandes ganancias explotando los problemas de salud de las personas”, dijo la fiscal general Letitia James.

La fiscal general destacó que, si bien no hay motivo para el pánico generalizado, algunas personas buscan aprovecharse de la ansiedad de otros y llenarse los bolsillos.

“Mi oficina permanecerá vigilante para garantizar que encontremos y detengamos dicha actividad ilegal y continúe pidiéndole al público que informe a mi oficina sobre sospechas de fraude, estafas o aumento de precios”, agregó

El 9 de marzo, los investigadores de OAG descubrieron que City Fresh Market en Astoria, Queens, estaba cobrando a los clientes $ 14.99 por una botella de spray desinfectante de 19 onzas.

Si bien los funcionarios de la ciudad emitieron multas este fin de semana a Scheman & Grant Hardware por aumento de precios en máscaras faciales, la OAG tiene la tarea de hacer cumplir el estatuto de aumento de precios de Nueva York, la Sección 396-R de la Ley General de Negocios de Nueva York, que prohíbe la venta de bienes y servicios necesarios para la salud, la seguridad y el bienestar de los consumidores a precios excesivamente excesivos durante cualquier escasez anormal del mercado.

La OAG continúa monitoreando a las empresas en todo el estado para detectar posibles estafas y esquemas de aumento de precios diseñados para explotar la preocupación pública relacionada con la propagación de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

“Quiero agradecer a la oficina del alcalde de Blasio de la ciudad de Nueva York por remitirnos el incidente de aumento de precios de Manhattan”, dijo el fiscal general James. “

“Es imperativo que todos los niveles de gobierno trabajen en estrecha coordinación durante todos los esfuerzos de respuesta al coronavirus, y estoy agradecido de que tengamos un grupo tan dedicado de funcionarios locales y estatales, trabajadores de la salud y personal de emergencias que trabajan las 24 horas para proteger a New Neoyorquinos”, destacó la fiscal general al precisar que fue la alcaldía la que informó del aumento desmesurado de los productos de higiene en Manhattan.

“Estamos en medio de una crisis y necesitamos ayudar a los neoyorquinos. Ahora no es el momento de tratar de obtener ganancias”, dijo el alcalde Bill de Blasio. “No solo el aumento de precios es inmoral, también es ilegal. Agradezco al Fiscal General por trabajar con nosotros para detener esta práctica”.

La oficina de la fiscal general también continúa advirtiendo a los neoyorquinos que los estafadores comúnmente explotan preocupaciones reales de salud pública y utilizan un mayor temor público para aprovecharse de los consumidores y beneficiarse de los fraudes relacionados con esos temores de salud.

close
search

Ediciones