Nueva York

Han muerto 4 pacientes en hoteles de NYC aún con síntomas 'leves'

Las muertes expusieron deficiencias en la forma cómo la ciudad monitorea a enfermos aislados

Agencias

Agencias

viernes, 24 abril 2020 | 12:52

Nueva York – Al menos cuatro pacientes masculinos con síntomas leves o en vías de recuperación del coronavirus han muerto en los hoteles de Nueva York donde han sido alojados.

Una de las víctimas incluye al hispano Julio Meléndez, quien murió a los 42 años el fin de semana pasado en el Hilton Garden Inn.

En ese hotel de tres estrellas del Midtown West, en Manhattan, han sucedido 3 de las 4 cuatro muertes reportadas, apuntó The New York Times.

Otro de ellos fue Robert Rowe Jr., dado de alta del hospital este mes después de dar positivo por el coronavirus. Necesitaba un lugar donde quedarse para no poner en riesgo a su padre de 84 años. 

Por eso funcionarios de salud de NYC lo alojaron en ese hotel, bajo un programa para pacientes en recuperación. Se supone que los trabajadores sociales deben controlarlos dos veces al día por teléfono. Pero el sábado, Rowe, de 56 años, fue encontrado muerto en su habitación, casi 20 horas después de que un trabajador de la ciudad lo telefoneó por última vez.

También en ese hotel murió Sung Mo Ping (64). Un cuarto hombre del programa falleció a principios de este mes en un hotel de Queens.

Las muertes expusieron agujeros en la forma como la ciudad monitorea a pacientes aislados y subrayó la dificultad de contener el brote: cómo evitar que las personas infectadas o expuestas al coronavirus lo transmitan.

“Ésta era su ciudad, y le falló”, dijo la hermana de Rowe, Andrea Rowe Crittenden. “Nueva York le falló”, insistió.

Desde las tres muertes en el Hilton Garden Inn, la alcaldía dijo que ha intensificado los esfuerzos para monitorear a las personas que se alojan en los hoteles, colocando guardias de seguridad y técnicos médicos de emergencia en posadas con cinco o más pacientes y revisando a los huéspedes para determinar si necesitan un mayor nivel de atención.

También se anunciaron planes para contratar a un director médico para supervisar el programa.

La causa formal de muerte de Rowe y Meléndez fue insuficiencia cardíaca. Pero el coronavirus fue un factor en la muerte de Rowe, quien era diabético, y posiblemente también de Meléndez, quien padecía una enfermedad renal, dijo la oficina forense.

Ping, el tercer hombre que murió en el Hilton Garden Inn, fue víctima de algo diferente al virus, dijo el alcalde Bill de Blasio, sin proporcionar detalles.

Meléndez, un nativo de Nueva York, había trabajado como conductor antes de sufrir una discapacidad debido a insuficiencia renal hace unos siete años, dijo su tía, Yvonne Colón.

Fue ingresado en el Centro Médico Montefiore en El Bronx el 30 de marzo después de que le dio fiebre justo antes de un tratamiento de diálisis.

Salió del hospital el 7 de abril hacia el hotel, donde iba a estar 14 días. “Estaba de buen humor”, dijo Colón, quien vive en Florida. “Estaba esperando que terminara su cuarentena”.