Noticias

Buque hospital de la Marina en L.A. tiene mil camas y 15 pacientes

Los navíos de este tipo enviados a la localidad y a Nueva York, han tratado a menos de 40 personas

Agencias

viernes, 03 abril 2020 | 17:21

Agencias

Los Ángeles – El buque hospital Mercy de la Marina de Estados Unidos, que Trump envió a Los Ángeles para ayudar a tratar a pacientes que no tuvieran COVID-19 y así aliviar la congestión en los hospitales del sur de California, ha tratado a un total de 15 pacientes desde que llegó al puerto de Los Ángeles el viernes pasado, según el comandante del barco.

El comandante en jefe de Mercy, el capitán John Rotruck, dijo en una llamada con los reporteros que actualmente hay 10 pacientes en el barco y cinco han sido dados de alta.

Rotruck dijo que los pacientes son transferidos después de ser referidos por los hospitales a través de un centro de alerta médica del condado, al que se ha agregado el buque Mercy.

Los buques médicos que Trump, envió a Los Ángeles y Nueva York para asistir a las redes hospitalarias locales durante la pandemia del coronavirus han aceptado menos de 40 pacientes hasta ahora, pese a contar en conjunto con 2 mil camas y mil 800 profesionales sanitarios.

En concreto, en la primera semana desde su llegada a ambos puertos, los buques Mercy y Comfort han tratado a 17 y 20 pacientes, respectivamente, lo que supone menos del 2 por ciento de su capacidad total conjunta.

“El número total de pacientes tratados a bordo del Mercy hasta el momento refleja que la Marina envió esta capacidad por delante de la necesidad, permitiendo a la tripulación entrenar, prepararse y, en última instancia, aceptar a los pacientes en el muelle”, justificó en sus declaraciones la teniente Ada Willis.

No obstante, las autoridades de ambas ciudades habían calificado la llegada de los barcos hace tan solo unos días como un “increíble regalo” para los habitantes de Los Ángeles y Nueva York.

“Este increíble regalo de la gente de este país al puerto de Los Ángeles es un recurso poderoso para la supervivencia en nuestra ciudad”, aplaudió el pasado viernes el alcalde angelino, Eric Garcetti.

“Este barco es ahora el hospital más grande de Los Ángeles”, agregó entonces.

Hasta este viernes se han registrado más de 4 mil casos y 78 muertes por el nuevo coronavirus en el condado de Los Ángeles, según datos oficiales.

La justificación de la Marina estadounidense, sin embargo, no se puede aplicar en el caso de Nueva York.

El Comfort llegó a la ciudad neoyorquina para aliviar de forma inmediata a una ciudad en crisis sanitaria con 50 mil enfermos de coronavirus y con diversos hospitales de campaña instalados en sitios emblemáticos como Central Park o las instalaciones del Abierto de tenis de EU.

Sobre la infrautilización del buque de la Marina amarrado en Manhattan, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, expresó su confianza en que se registren pronto más ingresos en sus instalaciones, que pueden acoger hasta 750 pacientes y que entre el lunes, cuando llegó a la ciudad el barco, y el jueves, habían recibido solo a 20.

“He hablado con nuestros compañeros de la Marina. No tengo ninguna duda que ese número va a cambiar con mucha rapidez”, dijo De Blasio este viernes durante una entrevista en la emisora MSNBC.

“Estoy seguro de que ese barco estará muy lleno pronto. Tienen que ser inteligentes en cuanto a qué casos tratar y crear un protocolo que vaya a funcionar porque va a haber mucho movimiento con mucha rapidez la semana que viene”, agregó el alcalde, que dijo estar “seguro” de que en los próximos días estarán preparados.

Por su parte, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha recordado que la Marina no quería a personas infectadas con la COVID-19 y que el objetivo era drenar a los hospitales del resto de pacientes con otras patologías, entre otras cosas por las “dificultades” para desinfectar luego el buque.

“Así que los hospitales no están lidiando con pacientes que experimentan estos casos”, agregó el gobernador, que informó hoy que el hospital de campaña del Javits Center de Manhattan finalmente sí va a acoger a enfermos de coronavirus para ayudar al sistema.

Frente a estos números, un alto ejecutivo del sector hospitalario de la ciudad tildó de “broma” la situación a bordo del Comfort.

“Si soy franco al respecto, esto es una broma. Todos pueden decir: ‘Gracias por poner estos maravillosos lugares’. Pero estamos en una crisis aquí, estamos en un campo de batalla”, dijo Michael Dowling, jefe del sistema hospitalario más grande de Nueva York, el Northwell Health, al New York Times.

Desde las Fuerzas Armadas también anticiparon este viernes que “a medida de que crezca la necesidad”, las dos embarcaciones serán usadas “de manera sólida”, sin dar más detalles al respecto.

close
search

Ediciones