Utah

Abre el primer dispensario de mariguana medicinal

Está ubicado en Salt Lake City

AP

Associated Press

lunes, 02 marzo 2020 | 14:08

Salt Lake City – El primer dispensario de mariguana medicinal de Utah abrirá sus puertas el lunes mientras el estado comienza con la lenta implementación de un programa que permitirá que los residentes con ciertas condiciones de salud la utilicen para fines médicos.

El proceso de solicitudes por internet para que la gente obtenga la tarjeta para adquirir mariguana medicinal comenzó el domingo.

Para obtener la tarjeta, la gente debe recibir una recomendación de uno de 60 profesionales de la salud autorizados, dijo Rich Oborn, director del Centro para Cannabis Medicinal del estado. El grupo incluye doctores, enfermeros profesionales y asistentes médicos que recibieron una capacitación para aprobar las tarjetas de los pacientes.

El primer dispensario que comenzará a operar es el de Dragonfly Wellness en Salt Lake City. Se prevé que un segundo dispensario abra en marzo y siete más para junio. Los últimos cinco, que serán llamados farmacias, empezarán a funcionar después de julio, señaló Oborn.

Los pacientes con las condiciones para calificar han podido utilizar mariguana con una carta del médico desde diciembre de 2018, pero habían tenido que ir a otros estados para obtenerla. Esas cartas son válidas hasta el término de 2020, pero no permiten que los pacientes compren productos de mariguana medicinal en Utah.

La mayoría de la gente que busca obtener las tarjetas para la mariguana medicinal probablemente cite una condición de dolor crónico, definido como un dolor que dura más de dos semanas, dijo Oborn.

Utah se convirtió en el 33er estado en legalizar la mariguana medicinal luego de que los votantes aprobaron una iniciativa electoral en noviembre de 2018 que legalizó los tratamientos de mariguana aprobados por médicos para ciertas condiciones de salud, entre ellas cáncer, dolor crónico y epilepsia.

Posteriormente, los legisladores estatales la reemplazaron con una ley que señalaron coloca controles más estrictos sobre la producción, distribución y consumo de la droga.