Local

Salen más Tigres

En duelo de felinos, la Universidad Estatal de Luisiana derrota a Clemson 42-25 y se proclama monarca en el futbol americano colegial

Associated Press

Associated Press

martes, 14 enero 2020 | 06:00

Nueva Orleans— Joe Burrow lanzó cinco pases de anotación, consiguió otra mediante un acarreo y coronó una de las mejores temporadas en la historia del futbol americano colegial, al guiar anoche a LSU hacia un triunfo por 42-25 sobre Clemson para ganar el campeonato nacional.

El mariscal de campo, originario de una pequeña localidad de Ohio, y convertido en una leyenda con Luisiana, guio a su nueva universidad a su primer título nacional desde 2007.

LSU (15-0) conquistó el cuarto campeonato en su historia, en la campaña en que Burrow obtuvo el trofeo Heisman al mejor jugador colegial.

Y en el clímax de una campaña histórica, más récords quedaron rotos.

Los cinco pases de touchdown y las 463 yardas por aire representaron la mayor cifra para un encuentro por el título del futbol americano colegial. También las seis anotaciones totales en las que participó Burrow constituyeron una marca.

Burrow se convirtió en el primer mariscal colegial en lanzar 60 pases de anotación durante una temporada.

LSU se llevó el título cortando la racha impresionante de 29 triunfos consecutivos que ostentaba Clemson, el campeón defensor.

Por primera vez en su carrera colegial, Travoer Lawrence, el mariscal de campo estelar de Clemson, sufrió una derrota. Clemson (14-1) había ganado en los primeros 25 encuentros jugados con Lawrence como titular.

Pero anoche, Lawrence completó 18 de 37 envíos para 234 yardas, y no fue rival para Burrow, el mariscal transferido de Ohio State, donde jugaba poco, a LSU, donde arrasó con todos los éxitos posibles en la campaña.