Actualidad

¿Por qué no deberías ir al supermercado en las próximas 2 semanas

Evitar ir de compras ayudará a aplanar la curva de contagios de COVID-19

Agencias

Agencias

viernes, 10 abril 2020 | 13:51

Los Ángeles – En 42 estados del país existe la orden de quedarte en casa a menos que tengas que realizar un viaje esencial, como por ejemplo, ir a trabajar en una forma de evitar el contacto humano y frenar la propagación del coronavirus.

El pasado sábado 4 de abril, Deborah Birx, coordinadora de respuesta al COVID-19 del gobierno federal, anunció que la gente debería mantenerse alejada de los supermercados y farmacias durante las próximas dos semanas debido a que el equipo de investigadores esperan que el brote de la enfermedad toque su punto máximo en algún momento de este periodo. “Es el momento de hacer todo lo que pueda para mantener a su familia y sus amigos a salvo”, dijo Birx.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  han recomendado lavarnos las manos con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos, mantenernos alejados de otras personas y usar mascarillas faciales en el exterior, además de permanecer en casa tanto como sea posible.

Evitar ir de compras ayudará a aplanar la curva

El presidente Donald Trump enfatizó que durante las próximas dos semanas serán las más críticas: Esta será probablemente la semana más difícil, entre esta semana y la próxima”, mientras que los expertos en salud han comentado que la respuesta del presidente al COVID-19 ha sido demasiado lenta, así lo informó el periódico The Washington Post.

Estados Unidos es la nación con más casos que cualquier otro país en el mundo con 475 mil 659 y 17 mil 838 personas fallecidas, además se ha convertido en la causa número uno de muertes en el país, por encima de los males cardíacos, los accidentes y el cáncer.

Nueva York es la región con más casos en todo el planeta.

Predecir el pico más alto de una epidemia es muy difícil debido a que todo depende que la gente mantenga el distanciamiento social y otras medidas para prevenir la propagación del virus.

Aunque la enfermedad está golpeando a algunos estados más tarde que a otros, “durante las próximas 3 a 6 semanas todas las áreas comenzarán a registrar una curva deprimida por el distanciamiento social que está ocurriendo”, dijo el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas a la cadena CNN.

El riesgo se incrementa para los empleados de los supermercados

Los supermercados son los únicos lugares donde se están concentrando las personas en lugares cerrados en todo el país.

A medida que se realizan más pruebas, docenas de trabajadores han comenzado a dar positivo lo que originó el cierre temporal de algunas de las sucursales. Esta semana se registraron las primeras muertes de empleados en diferentes puntos del país.

Una gran cantidad de trabajadores han mencionado que las cadenas de supermercados no han proporcionado el equipo suficiente de protección para poder tratar con los clientes por lo que la mayor amenaza de infección en las sucursales no son los productos o la comida, sino las personas que ahí se reúnen, incluidos los trabajadores.

The Atlantic, menciona que el virus puede transferirse de muchas maneras, a través del intercambio de dinero, por medio de la tos o estornudos que representan la probabilidad mayor de contraer el virus.

De esta manera, los empleados se encuentran en una posición difícil en la que no pueden dejar de ir a trabajar, ya que la gente necesita abastecerse de comestibles necesarios. Los supermercados han sido catalogados como negocios esenciales durante la pandemia por lo que han  modificando reglas de compra para tratar de mitigar las infecciones.

Los empleadis corren el riesgo de infectarse cada ocasión que van a trabajar y muchos de ellos están tomando más turnos y horas debido al aumento de la demanda.

Los empleados aún carecen de protección personal

Fue hasta los últimos días de marzo que las cadenas de supermercados permitieron a sus empleados usar lentes, guantes y mascarillas debido a que querían preservar una “apariencia de normalidad”, según el testimonio recolectado por The Atlantic de un empleado de Trader Joe’s en la ciudad de Nueva York.

Un portavoz de la compañía dijo a la revista que los CDC no recomiendan el uso de guantes en un establecimiento de venta al por menor, pero la empresa  autorizó a los empleados de usarlos.

Por otro lado, si alguno de los trabajadores están infectados existe la posibilidad de que otros empleados y clientes contraigan el virus.

Un trabajador de Foods en Atlanta escuchó a un cliente decir: “Estoy bastante seguro que lo tengo, voy a ir al médico ahora pero solo tengo que pasar a Whole Foods primero”.

La mayoría de la gente olvida los protocolos de seguridad, debido a que no está acostumbrada a realizar actividades que consideramos cotidianas como ir de compras al supermercado.

Este miércoles un familiar de un empleado de Walmart que murió por complicaciones de COVID-19, presentó una demanda por negligencia contra el gigante de venta al por menor alegando que la compañía no hizo lo suficiente para protegerlo del mortal virus.