Actualidad

¿Deberías sacar a tus padres de refugios y llevarlos a casa durante la pandemia?

La mayoría de los centros de cuidados no permiten visitas y se pide a los adultos mayores que se queden en sus habitaciones y que estén solos la mayor parte del día

Agencias

Agencias

jueves, 09 abril 2020 | 11:08

Los Ángeles – Con el coronavirus propagándose a través de las instalaciones de adultos mayores, las familias en todo el país se preguntan “¿Debo traer a mamá o papá a casa?”.

Es una pregunta razonable. La mayoría de los complejos de jubilación y los centros de atención a largo plazo no permiten visitantes. Se pide a los adultos mayores que se queden en sus habitaciones y que estén solos la mayor parte del día, publicó el rotativo LA Times.

Los miembros de la familia pueden llamar, pero eso no llena el tiempo vacío. Sus amigos en las instalaciones también están atrapados.

En cuestión de semanas, las condiciones se han deteriorado en muchos de estos centros.

En las residencias de vida asistida, la escasez de personal está aumentando a medida que los asistentes se enferman o se quedan en casa con niños cuyas escuelas han cerrado.

Los hogares de adultos mayores, donde las personas van a rehabilitación después de una hospitalización o viven a largo plazo si están gravemente enfermos y frágiles, están siendo afectados por el coronavirus. Son posibles focos de infección.

Aun así, a los adultos mayores en estos entornos se los alimenta y se les ofrece otro tipo de asistencia. Una residencia cerca de Denver ha comenzado un servicio de conserjería para los residentes que necesitan ordenar comestibles y surtir recetas. En los centros de rehabilitación, los terapeutas físicos, ocupacionales y del habla ofrecen servicios valiosos.

¿Pero a mamá o papá les iría mejor, incluso con el debido distanciamiento social, en el hogar familiar? Es algo para evaluar delicadamente.

Por supuesto, el cuidado allí recaería directamente sobre los hombros de la familia, al igual que la responsabilidad de comprar alimentos, cocinar, administrar medicamentos, lavar la ropa y garantizar que el medio ambiente esté libre de potencial contaminación.

Los servicios de atención médica a domicilio podrían ayudar. Pero es posible que no sean fáciles de conseguir debido a la creciente demanda, la escasez de personal, y de equipos de protección.

Otra preocupación al traer a alguien a casa: algunas instalaciones les dicen a los residentes que, si se van, aunque sea temporalmente, no pueden regresar. Eso le sucedió a una familia en el oeste de Nueva York, contó Roxanne Sorensen, gerente de atención geriátrica de Elder Care Solutions de WNY.

Cuando esta familia sacó a sus padres mayores de una instalación de vida asistida para un breve respiro, se les dijo que los padres habían sido dados de alta y tenían que ser incluidos en una lista de espera antes de que pudieran volver.

Sorensen tiene una clienta de unos 70 años que se encuentra en rehabilitación en un hogar después de una cirugía de emergencia por una infección potencialmente mortal. La instalación está cerrada y la mujer se siente atrapada y desesperada. Quiere irse a casa, pero todavía está débil y necesita mucha más terapia.

“Le dije que se quedara allí, que recuperara fuerzas, para que cuando se vaya a su casa no termine de nuevo en el hospital o con discapacidades que la obliguen a estar en un hogar de adultos mayores por el resto de su vida”, dijo Sorensen.