Actualidad

Cinco cosas que deben saber los inmigrantes en tiempos del coronavirus

No todas las audiencias de inmigración están suspendidas. Faltar a una de ellas puede suponer la deportación

Agencias

Agencias

martes, 17 marzo 2020 | 17:25

Los Ángeles – El coronavirus ha paralizado prácticamente todo el mundo y a cambiado el día a día de millones de personas. Las autoridades sanitarias piden especial atención y cuidado para las personas con condiciones médicas más vulnerables. Pero, ¿qué pasa en Estados Unidos con los inmigrantes (indocumentados o no)?

Las recomendaciones sanitarias son las mismas que para el resto de la población pero el acceso a la cobertura médica y los procesos migratorios dejan a estas personas en una situación de mayor vulnerabilidad e incertidumbre, sobre todo porque todas las instituciones están anunciando cambios rápidos de manera repentina.

Los inmigrantes deben estar más alerta si cabe a la información y a las actualizaciones, no solo en materia sanitaria sino también en el ámbito jurídico y legal y en las posibles modificaciones de los trámites administrativos. El Gobierno seguirá informando de todas ellas a través de los canales oficiales de sus agencias o secretarías.

Los medios de comunicación se están haciendo eco de lo que anuncian las administraciones pero también se puede consultar directamente los sitios web del servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de la oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), entre otros. Estas agencias también publican información actualizada en sus cuentas oficiales de redes sociales.

En los siguientes cinco puntos explicamos qué cambios se han hecho efectivos a fecha de 17 de marzo de 2020:

Prueba de coronavirus

“Los exámenes preventivos y los tratamientos para curar el COVID-19 (enfermedad que provoca el nuevo coronavirus) no serán considerados en la determinación de carga pública de los extranjeros que en el futuro soliciten beneficios migratorios, entre ellos la residencia legal permanente (green card)”, según anunció USCIS el pasado fin de semana.

La agencia instó a los extranjeros que sientan síntomas parecidos a la influenza a buscar de inmediato “el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios”. “Esto incluye -según dijo a Univision el abogado Jaime Barrón- a los inmigrantes indocumentados”.

Citas en USCIS

El servicio de inmigración ha solicitado a todos sus usuarios que “no asista a las oficinas USCIS” en caso de enfermarse, “independientemente de si estuvo expuesto o no al COVID-19”. En tal caso, el servicio insta a “reprogramar la cita” para otra fecha, algo importante para no perder el caso. En caso de no tener síntomas de enfermedad, los interesados deben acudir a la oficina en la fecha y hora estipuladas.

Deben reprogamar sus citas -según Univision- las personas que muestren catarro o influenza (gripe), fiebre o náuseas, dolor severo de cabeza o de cuerpo, dolor muscular o de estómago, dolor de pecho o dificultad para respirar, vómitos o diarrea, tuberculosis activa, paperas, sarampión o varicelas y otras enfermedades contagiosas.

Citas en la corte

El Departamento de Justicia aplazó en todos los tribunales las audiencias para inmigrantes no detenidos que tenían previsto celebrar entre el 16 de marzo y el 10 de abril. Sí continúan las audiencias en los tribunales improvisados en la frontera y los juicios de seguimiento, según dijo el abogado Barrón a la citada cadena hispana.

En el caso de las audiencias aplazadas, las personas afectadas recibirán otro citatorio. No obstante, las organizaciones recomiendan encarecidamente a estos migrantes que se pongan en contacto con sus abogados lo antes posible.

En ningún momento falte si su cita en la corte no a sido suspendida. En caso de no acudir, advirtió el abogado Barrón, “le pueden emitir una orden de deportación en ausencia y con ello perder su derecho de permanencia en Estados Unidos”.

Para otros trámites en los tribunales de inmigración como mociones, cancelación de deportaciones o perdones, “están abiertas las ventanillas, excepto en el tribunal de Seattle”, aclaró el abogado José Guerrero.

Centros de detención

Organizaciones y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes siguen presionando al Gobierno para que ponga en libertad a las personas en centros de detención, que tienen capacidad para 50 mil camas diarias.

Sin embargo, ICE asegura que el nuevo brote no ha llegado a sus instalaciones y que “actualiza regularmente los protocolos de prevención emitidos por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Los juicios a personas detenidas se siguen celebrando.

Redadas y operativos de ICE

El servicio de Inmigración y Control de Aduanas no ha decretado moratoria alguna para sus operativos. La agencia sí ha puntualizado que “no realizan operaciones de cumplimiento en instalaciones médicas, excepto en circunstancias extraordinarias”. Sin embargo, no especificó que casos pueden ser considerados “extraordinarios” y elevó así la incertidumbre.